Una cerveza centrada en la malta, generalmente acaramelada con quizás algunos ésteres y ocasionalmente butterscotch en el retrogusto. Lúpulos sólo para balancear y apoyar la malta. El carácter a malta puede variar de seco y a grano, a rico, tostado y acaramelado, pero nunca quemado.